Blog

Crónica de un Covid imprevisto

Me sentía derrotada, había días donde me recostaba en cama, lloraba, y pensaba, ¿por qué lo haces Caro? Hay gente afuera muriendo, gente hospitalizada, gente que no volverá a ver a su familiar, ¿por qué lloras?

Sentía coraje porque las redes sociales estaban llenas de risas e incredulidad, mientras que a mi se me fugaban mis “planes”. No tenia deseos de levantarme ya…
Tenía miedo de morir, era la primera vez que le dije al Señor “No quiero dejar a mi hermanita sola, Señor” ¿Quién verá por ella si me voy contigo?


Únete al grupo

Entérate del nuevo contenido directamente y sin espera.